Millonaria indemnización tendrá que cancelar el estado tras ser hallado culpable en...

Millonaria indemnización tendrá que cancelar el estado tras ser hallado culpable en caso de “falso positivo” ocurrido en el año 2004

Compartir

Transcurría el mes de agosto del año 2004, cuando los hermanos Edwin y Orlando Herrera Ceballos asi como Ivan Andrés Collazos Ceballos, primos, fueron sacados con mentiras de su finca ubicada en la vereda Jericó del municipio de La Montañita, por un grupo de soldados adscritos al Batallón Liborio Mejía en conjunto con agente del extinto Departamento Administrativo de Seguridad, DAS.

Los labriegos fueron transportados hora y media hasta la vereda La Victoria, en zona rural de Florencia, allí fueron asesinados y posteriormente acusados de ser auxiliadores de la guerrilla de las Farc para la época.

Los familiares de las víctimas, instauraron una demanda por reparación administrativa, estuvo por nueve años en el tribunal administrativo del Caquetá. En un primer fallo, el tribunal resolvió el caso a favor de los demandados. Se apela la decisión ante el Consejo de Estado.

El pasado 8 de junio de 2017, se conoció el nuevo fallo, esta vez en contra de la nación, representados en el Ejercito y DAS. En el documento conocido como el expediente No 46688 el Consejo de Estado, su Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Tercera Subsección B, ordena la reparación económica de una cifra millonaria a los familiares de las víctimas y acciones penales asi como el reconocimiento de lo que sucedió para la época fue una ejecución extra judicial. El Concejero ponente fue el doctor Danilo Rojas Betancurth.

En el mismo fallo, tanto el Ejercito como la actual Agencia de Defensa Jurídica, entidad que reemplazo al DAS, deberán realizar un acto de perdón hacia las víctimas. Además deberá realizar una publicación en un medio de comunicación de amplia difusión nacional.

De acuerdo con Octavio Collazos, reconocido líder social de la región y familiar de las víctimas, manifestó que pese a la reparación económica y todos los actos representativos a que obliga el fallo a las entidades inmersas en esta acción, ninguna de estas va a recobrar la vida de los occisos.

Varias viudas asi como hijos e hijas, que para la fecha de lo sucedido eran menores de edad y hoy son adultos, recibirán atención sicosocial, también ordenado en el fallo.

Comentarios